lunes, 7 de octubre de 2013

Focus please!

Hoy es Lunes. Como todos los Lunes me cuesta un montón levantarme para venir a la U, donde estoy escribiendo ahora. Lo primero que hago cuando suena la alarma es prender la tele por si tanta trágica noticia logra hacer que salga de la cama. Entonces cuando ya soy mas o menos capaz de ponerme de pie sin caer nuevamente entre las sábanas, me levanto y voy a la ducha. Aveces la ducha me despierta enseguida, otras no y ando media zombie hasta que salgo de la casa. Siempre tomo desayuno antes de venir a la U. Aveces como bien rápido porque me quede durmiendo "5 minutos" mas y ando atrasada atrasada.

Cuando llego a la U dejo todo en la pecera (prometo que en una próxima entrada explicaré que es) y mientras espero a que mi computador lenteja encienda, voy a buscar agua, té o cualquier líquido. El gran problema es que después de todo lo anterior han pasado al menos 2 horas y algo desde que desperté y si lo juzgo bien fríamente son dos horas de trabajo perdido. Quizás no sería tan complicado si fuera una persona a la que no le costara montones concentrarse. Me cuesta mucho, me desconcentro por mil cosas y la pecera no es un lugar que ayude a focalizarce. 
Si bien ahora debiera ponerme a estudiar, deje de intentarlo luego de media hora perdida ¿para qué frustrarme? Hoy es un día de esos donde la facultad es la desconcentración misma, por lo que opté por escribir. No necesito un ambiente tan tranquilo para actualizar este blog y aunque no lo crean aveces hasta ayuda a que ordene mis ideas y pueda trabajar en unos minutos mas. Escribo rápido así que no es como que este un día entero intentando llenar esto. 

Lo que hago para llamar a la concentración es bien sencillo y creo que usados por muchos. Lo principal es ponerme audífonos y dejar un playlist larguito. Para eso uso grooveshark que estos días ha funcionado mega bien en la pecera. Lamentablemente mis gustos por la música pop hacen que en mi mente creer toda coreografía posible con canciones de ese tipo y por eso tengo artistas especiales para el estudio. Tomé gustos de mi novio que son totalmente opuestos a los míos y si bien hay canciones que me gustan bastante, muchas no las conozco y son perfectas para encerrarme en la burbuja de las que le hable en una entrada pasada. Entre mis seleccionados para estudiar están, Beach House, Miami Horror, Keane, Oasis, The Killers, Sara Bareilles y algunos artistas random que encontré en la Internet de chiripa. No puedo poner ni a Madonna ni a Britney y menos Rihanna porque me dan ganas de salir cantando y bailando por toda la facultad. Quizás la música pop debiera prohibirse en ambientes donde se necesita tranquilidad y concentración. 


Otra cosa que me ayuda es prepararme un té caliente, ya que es lo mejor para combatir la ansiedad de querer pararme de la silla. Sin embargo creo que lo mejor de lo mejor a la hora de querer estudiar es tener una vocecita que me diga "ESTUDIAAAA!". La mía suena como la de mi profesora de tesis de pregrado y es re útil cuando atacan los deseos de mirar facebook.

Ahora que mi ansiedad ya esta calmada vuelvo al estudio. Si subo esto en la noche o mañana es porque hay que aprovechar esos momentos donde te entran ganas de estudiar (al parecer los milagros ocurren!).

No hay comentarios:

Publicar un comentario