martes, 1 de octubre de 2013

Thanks a lot!

Esto no tiene nada que ver conmigo tratando de vivir en el mundo de la física o en el gran Concepción. Bueno es cierto que debiera estar estudiando y quizás eso si esta relacionado con mi vida de física ya que estoy pateando el estudio... pero no pude! Hace tiempo que sigo una serie que dan en un canal de niños, el Boomerang pero yo la seguía por Internet por lo que iba mucho mas adelantada. Hoy vi el último capítulo de la serie, el último último. La serie se llama "dance academy" y bueno, me gusta porque amo bailar. En las tres temporadas de esa serie no pude evitar ver que muchas cosas que pasan en el mundo de la danza las he visto en la vida real o vivido. Y por eso subo esta entrada, para dedicar un espacio en la Internet a algo que quiero mucho (y por eso no pude estudiar!).

En los algunos años que llevo bailando siempre he escuchado la misma pregunta "¿Por qué bailas?". En el comienzo de la película Step up 3 la pregunta es respondida por varios bailarines. En mi día a día mis compañeros de danza también han dado sus razones. A pesar de que las respuestas tienen palabras distintas creo que el motivo para todos se concentra en uno solo.

Aveces veo a mis compañeros con heridas en los pies. Pies medios feos por el hecho de andar descalzos siempre. Pero a ninguno de ellos les importa.

¿Por qué bailo? He tratado varias veces de responder esa pregunta.

En mi vida he sufrido varias lesiones. La mas grave creo que es mi luxación en la rótula. Para los que no lo saben que se te luxe la rotula significa que ésta se sale de su lugar natural (no soy médico así que no tengo idea de las palabras correctas!). Se sale hacia un lado, como que se desencaja. Es bastante doloroso y bien feo si lo ves. El año pasado cuando estaba en un ensayo de danza moderna sufrí mi tercera luxación por lo que mi problema ya es crónico. Según varios Traumatólogos yo no debo bailar ya que es muy probable que sufra una nueva lesión; pero a pesar del miedo que me da no puedo dejar de hacerlo!
Cuando me luxé, vi como mi rodilla se fue hacia un lado, me senté en el piso y creo que grité muy fuerte cuando la vi (era muy fea!). Me puse a llorar mucho pero no por dolor. Obviamente me dolía pero yo en lo único que pensaba es que no iba a poder presentarme con mi grupo y que probablemente iba a necesitar una operación donde me costaría tiempo volver a bailar. No me equivoqué, hasta el día de hoy necesito una operación y con mis muchas otras lesiones probablemente no debiera estar bailando ni realizando ninguna actividad de alto impacto ni ahora ni nunca mas en la vida. Pero cuando amas tanto hacer algo es imposible dejarlo, aunque te lo digan los médicos.

Cuando bailo dejo de pensar. Siento que puedo moverme muy rápido y muy lento a la vez, como que sintiera que voy rápido pero viera todo en cámara lenta. Siento como... como mucha emoción cuando logro hacer algo y que se me llena el corazón cada vez que aprendo una frase nueva. Para mí como para muchos bailar es como creo que se sentiría volar... y poder sentir esas cosas una y otra vez hace que continúe bailando día a día.

Quizás es una entrada media aburrida ya que no tiene dibujos ni nada de eso aunque creo que nadie mira mucho mis dibujos realizados con tanto esfuerzo. Creo que más bien la gente lee este blog porque les da risa las cosas tontis que escribo. En esta entrada no me importa mucho el aplauso del pequeño público que me lee por lo que no escribí nada muy chistoso. Y la verdad es que si me gusta el aplauso. Una vez un profesor de teatro me dijo que una de las razones del por qué uno actuaba era poder escuchar el aplauso final. Yo he bailado e integrado varias compañías de teatro en la vida. Obviamente una parte chiquita de mi quiere sentir ese aplauso aveces.  :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario