viernes, 20 de febrero de 2015

Día 20: Diario de una tesista previo a su defensa de tesis

Dia 20

Querido Diario:

sé que debí  empezar esto hace mucho tiempo atrás pero el impacto causado por la responsabilidad de escribir un artículo en un mes me dejo en estado de shock.
La universidad esta vacía, parece un pueblo fantasma donde muchos años atrás, personas con un amor a la física y las matemáticas andaban por los salones escribiendo en las pizarras (y paredes) ecuaciones sin sentido para la gente común; intentando descubrir nuevas cosas para explicar el universo que nos rodea. Sí, solo han pasado 20 días desde que la Universidad "cerró" por completo, pero el tiempo aquí se hace infinito.

Con mis compañeros parecemos ser los dueños del lugar. Puedo correr por los pasillos o bailar cada vez que paso por la puerta que da a la oficina de mi tutor de tesis y nadie me reprochará por hacerlo. He creado hasta una pequeña canción en su honor... algún día la compartiré.

Ya no nos queda mucha agua potable. En el laboratorio la hemos agotado toda, sin embargo mi compañero ha encontrado azúcar que nos mantiene despiertos. La cafetería "Theorema" esta cerrada y sin provisiones por lo que hemos tenido que aventurarnos a salir al mundo exterior por comida. Es agradable sentir la luz natural de vez en cuando, aunque sea solo por unos minutos.

Quizás es debido al café o a que se acerca el inicio de clases, pero ahora sueño mucho con la tesis. Me he descubierto pensando en ella y en sus cálculos dormida, lo cual me tiene con unas enormes ojeras por las mañana. Gracias al cielo mi corrector anti-ojeras siempre me acompaña en la cartera.

Mañana continuo escribiendo.

                                                    I.






No hay comentarios:

Publicar un comentario