martes, 28 de julio de 2015

El último click: "Por el poder de la tesis rosada"


Un amigo me dijo una vez que no me daría cuenta cuando llegara el momento de compilar por última vez mi tesis y entregarla.

Nada dura para siempre, ni siquiera la amada y odiada tesis. Al fin soy Magister en ciencias con mención en Física :) Se vienen los respectivos agradecimientos de todos y todas los que fueron parte de esta etapa. Por ahora, muchas gracias por el apoyo a aquellos penquistas y no penquitas!

                                         I.


La tesista y el Profesor de tesis en modo no del terror


Mas taco que tesista

La foto habla por si sola

Tesista y su presentación de tesis

Elemental mi querida comisión de tesis

jueves, 23 de julio de 2015

Like a virgin!

Antes de poder dar el examen de grado para magíster, la Universidad de Concepción pide una serie de requisitos como por ejemplo aprobar cierta cantidad de créditos, dar una prueba de inglés, etc. Uno de los puntos más difíciles de cumplir en la checklist para que te dejen realizar tu defensa de tesis es algo a lo que todo científico joven esta ansioso por llegar (y no tiene idea de en lo que se mete): contar con una publicación enviada, bendito invento de la academia que muchas veces nos hace arrugarnos antes de tiempo.

Después de meses de tortura, al fin, hace unos varios días atrás, envié mi primera publicación de la vida ¡Qué alegría! Escribir ese artículo fue del terror, partiendo por mi no tan afiatada amistad con el idioma inglés y mi pésima redacción al escribir sobre ciencia. Me tomo un mes entero escribirlo (abandoné a mis queridas vacaciones esperadas) y, a pesar de que mi tutor me aclaro que le costaba rescatar algo de mi para nada buen borrador, él valoró el esfuerzo y lo tomó como un buen aprendizaje para mi. Anyway, luego que mi profesor desechara mi primer borrador,  lo reescribiera de forma correcta y éste fuera revisado unas muchas veces, al fin llego la hora de enviar el gran documento gran.

Cuando mi profesor me dio la noticia de que yo debía subir el artículo a la página de la revista pensé "bueno, debe darle flojera cargar el archivo y apretar click para enviarlo" y no me preocupé, hasta una noche antes de mi fecha límite para enviarlo. Pobre inocente estudiante de magíster que fui al creer que subir el artículo a la revista era igual que cuando subo entradas a este blog. ¡Y es que en lo único que esperaba publicar algo luego era en Cosmopolitan! ¡No me di cuenta que crecí tan luego y era casi científica!

Resulta que subir un artículo no es para nada lo que pensaba. Creí que bastaba con cargar un pdf y apretar enviar, ja! ilusa. Es más, consulte a mi querido profesor que cómo lo hacía con las figuras que quedaban fuera de lugar en mi pdf (ya que el programa que utilizo para escribir el artículo no me ayudaba para nada y dejaba las figuras fuera de lugar) y el me contesto con un "No os preocupeís" sin advertirme de lo que se venía.

Además de tener que crear una cuenta en la revista e ingresar todos mis datos y los de los demás autores debí seguir mil pasos antes de llegar al gran final: crear una carta de presentación, escribir los benditos Highlights, que son una especie de oraciones de lo central de tu trabajo, subir el abstract del paper en un lado, las palabras claves en otro, el área de trabajo, subir una a una las figuras y escribir el nombre y contacto de al menos 5 revisores del artículo, el cual fue el peor paso ya que como han notado, de farándula física mucho no sé. Llegue al final donde después de que me hicieron revisar una y mil veces que todo estaba "ok" el artículo se fue!!! Espero que para no volver (lamentablemente volvió al día siguiente, escribí esta entrada el día en que lo subí =( ).

Para mí, quien no tenía idea de nada, fue un trabajo de varias horas, donde llame más de una vez a mi profesor y a Esteban pidiendo auxilio. Después de que lo envié, sin embargo vino el gran alivio y una pregunta que no dejaba de hacer en mi cabeza (y a Esteban) "¿Por qué nadie escribe un libro sobre subir artículos for Dummies?".

Como cada revista es distinta y todas piden, por lo tanto, cosas diferentes (unas al parecer aman la sugerencia de revisores, otras no tanto) lo que debes preparar variará de donde quieras enviarlo. Aún así, un par de consejitos generales no están de mas (a falta de libro a prueba de primerizos):

  • Lee la guia del autor, cada revista tiene una y la verdad son muy útiles. Léela toda y antes de tener una fecha límite para enviar algo! (no como yo :( ) 
  • Cada revista tiene un formato (Ilusa de mi que pensó que todos los artículos se escribían en dos columnas y nada mas). Descarga el adecuado para tu revista, el cual encontrarás por supuesto en la guía para el autor.
  • Cuando sepas en que revista publicarás y si tu artículo tiene imágenes asegúrate de ver en que formato la revista lo pide, así no estarás horas cambiándolo como me paso a mi.
  • Ten un cover letter de plantilla (y guárdalo como si fueran los últimos tacones del mundo). Esto es una especie de carta de presentación. 
  • Prepárate un té, pon tu mejor música y ponte cómodo porque si eres de los míos y eres virgen en el tema de hacer y subir artículos científicos, será un largo trabajo.
                                                                                                                          I.

martes, 21 de julio de 2015

Cosmophysics, the nerdy magazine

Hallo!
Para los que han leído mi blog desde el comienzo, sabrán sobre mi entrada llamada Cosmophysics, donde hablo sobre la gente famosilla del mundo nerd. Cuando empecé el magíster no sabia nada sobre tanto físico famoso que andaba por ahí y la sorpresa fue de mis compañeros al ver que yo no tenia idea de quién era y qué hacía el ganador del premio Nobel de Física del 2012.

Para esta nueva entrada de Cosmophysics 2.0, dejo aquí la portada :)  



sábado, 11 de julio de 2015

Julio, a unas semanas: Diario de una tesista previo a su defensa de tesis

A unas semanas de la defensa de tesis

Querido Diario:

Hoy desperté con mucho sueño. Llevo tres días cansada y durmiendo mucho, supongo que se lo debo a mi cuerpo después de someterlo a tanto estrés. Mi último viaje a Concepción fue extremo: lleno de "gritos" y trabajo. Alcanzando el límite de tiempo que teníamos para terminar todo lo de mi tesis, mi profesor se transformó en una persona que llevaba el 90% del día el ceño fruncido y eso lo convirtió en alguien peor que Hulk a la hora de gritar. Me enfermé, de resfrío y estrés, y comí pan como si no hubiera mañana para alejar la ansiedad que la defensa de tesis generaba en mí. Cuando la semana finalizó y volví a Santiago me sentí tan culpable que a partir del día siguiente pase dos horas diarias en el gimnasio. Llevaba 6 días de mi vida nueva como chica fitness anti pan cuando empecé a ver borroso, a tener ganas sólo de dormir y a querer comer un plato de papas fritas mientras terminaba la tercera temporada de Orange is the new black. Mi profesor se encargó que ni el dormir ni el comer unas grasosas papas fritas frente a la tele se hiciera realidad y por eso, cuando sus mails y llamados dejaron de llegar, me sentí sola, sin propósito, terminé mi serie (sin papas fritas, no puedo botar tanto esfuerzo a la basura) y sentí la nostalgia de ver capítulos sueltos de una serie antigua. Así, puse play a la 4ta temporada de Glee.

Cuando me fui a vivir a Conce no pude evitar identificarme con Rachel Berry, cuando se muda a New York para estudiar en NYADA. Los fans de Glee saben mas o menos de que hablo: se fue a una ciudad ajena a cumplir su sueño, terminó con su novio de siempre, conoció a un nuevo chico (totalmente guapo, de esos con los que hablo con mi amiga Nancy) y sufre con su profesora de danza. Si dejamos de lado el hecho de que yo no me fui a estudiar teatro musical, sino Física y que el hombre guapo no se convirtió en mi novio, la historia es mas o menos parecida... o eso creo.

Hoy día reviviendo esta temporada pensé que a diferencia de Rachel nunca me adapte bien a Concepción. Cuando ella se va a vivir a NY cambia sus faldas cuadrillé por ropa mucho mas "glamorosa" y atrevida (a lo Britney antes de volverse loca). Yo cambié los zapatos de tacón por botas para el agua pero me negué a los impermeables que me protegían de la lluvia (antes muerta que sencilla). Quizás eso me jugo en contra a la hora de ser parte del grupo penquista...o quizás solo era demasiada lluvia para mi.  

Anyway, ahora que estoy en Santiago la vida me sonríe: mis amigos de años están aquí finalmente, Santiago esta lleno de arte, tiendas de ropa y de zapatos, un buen libro se ha convertido mas o menos en mi mejor compañía y mi pelo se mantiene mucho mejor alejado de la humedad. Es como esperaba que fuera la vida cuando me fui de la casa y si bien Conce no fue el lugar ideal para compararme con la gran diva de la serie Glee al menos los primeros capítulos los pinto casi igual. Ahora esperemos que Santiago siga con el resto.  

Brody (el guapo sin polera) le dijo a Rachel que uno no se mudaba totalmente a New York hasta que hiciera un cambio de estilo completo. si es por comparar, necesitaré un "cámbiame el look" yo también para sobrevivir a esta nueva vida capitalina? 

                                                                                                                                 I.

lunes, 6 de julio de 2015

La querida paranoia ha llegado

Hoy cuando fui a almorzar donde mis tíos, uno de ellos me pregunto "Sobrina, ¿Qué hará cuando gane mucho dinero?". Le respondí que quizás cuando ocurriría eso, que por ahora solo soy becaria Conicyt y lo que me pagan no me alcanza aún para comprar unos zapatos Loui Vuitton como Dior manda. Entonces mi tío dijo "pero en algún momento tendrá que ganar mucho dinero, ¿Qué hará? ¿Se comprara una casa, un auto, viajará fuera de Chile?" Entonces me quede pensando, ¿Qué vendrá después del doctorado? Pues no tengo idea. Le dije que no sabia, que como están las cosas no podría asegurar el quedarme por siempre en Chile. Amaría poder entrar en la academia pero ¿Qué pasa si en Chile no encuentro trabajo dentro de una Universidad? ¿Y si no consigo un puesto como postdoc aquí? Tendría que buscar por otro lado, quizás en tierras lejanas. Y pensar eso me aterró.

No tengo tiempo para dibujar, pero esto refleja totalmente como me siento. =(
Hace ya un tiempo me hice la idea de que la carrera que elegí es un poquito singular y se aleja de los estereotipos de vida a la que la gente esta acostumbrada, por eso no es raro escuchar que mi papá me pregunte aveces ¿Y cuando vas a trabajar? o la pregunta del terror ¿Cuándo te vas a casar y tener hijos? Es bien típico también que tus amigos te etiqueten como la eterna estudiante y que se quejen de tu horario tan poco laboral y tan universitario. La vida en esta carrera para querer convertirse en científico es así, llena de incertidumbre sobre el futuro, poniendo en duda incluso el lugar donde uno estará los próximos 4 años.

Se supone que terminaré mi doctorado cuando ya tenga treinta, buena edad ya para echar raíces y buscar lo que toda persona debiera querer entrando en edad adulta: estabilidad laboral, financiera y familiar. Y si bien me asustó el pensar en la inestabilidad que mi carrera me entrega, también me aterro el pensar la estabilidad como una opción de vida cercana, porque seamos sinceros, probablemente el doctorado pasará tan rápido como mi tiempo en el magíster (al igual que mis veinte :( ).

Hace poco estuve cerca de lo que se llama estabilidad en el mundo adulto y cree (o creamos) un cuento donde la casa, con chimenea y perro, son parte de él. Sí, en mi cabeza se veía bonito. Se me ocurrió entonces, que sería buena idea preguntar sobre la opción de hacer otra carrera en la universidad, como Licenciatura en Artes, mientras tomaba el doctorado en Santiago (ahora que lo escribo, el hacer un doctorado y cualquier licenciatura a la par parece mas que de locos). So, el susodicho con el que había creado tal idea de estabilidad me dijo que tomar una carrera de artes era una muy mala idea ya que con el doctorado tendría poco tiempo y que como pensábamos en vivir y armar algo juntos tenía que también darle tiempo a esa relación. Probablemente no es para nada descabellado ni anormal lo que me dijo pero al escuchar eso también escuche como mi corazón se hacía pedazos, vi una nube negra que se posaba sobre mi y pensé "no estoy lista para esto, no tan temprano".

No quiero una vida común, no a mis 27 años al menos. No quiero pensar en que después del doctorado se acabarán las aventuras y tendré que sentar cabeza y actuar como la sociedad manda. Una de las cosas mas lindas en esta carrera como científica es que nada es como debiera ser. Me ha sorprendido cada día con algo nuevo como cuando entre al magíster. Tenía todo planificado para estos 2 años pero resulta que a mitad del camino la vida me tendió una trampa y cambié por completo la dirección en la que me dirigía. Volví a planificar mi vida entonces pero resulta que la cosa volvió a cambiar. Me sorprendió con un viaje a Europa cuando no pensaba encontrarme con esas tierras tan prontamente. E incluso todo puede ser caótico cuando investigas algo; crees que va dirigido hacia un lado pero sin pensarlo la cosa da un vuelco y paf el Nobel!!!!...pero eso no les pasa a todos, normalmente da un vuelco y escribes sobre otra cosa.

Mientras pensaba todo lo anterior para responder a la pregunta de mi tío se me ocurrió que podría haber estudiado cualquier otra carrera, una incluso en la cual no tuviera que invertir tanto tiempo persiguiéndola pero esa inestabilidad o mas bien, esa posibilidad de sorpresa que esta carrera te entrega día a día me motiva a continuar 4 años aún, preparada para el asombro.

Ya queda nada para mi defensa de tesis y no puedo estar mas nerviosa. Ese futuro cercano si que me espanta. ¿Y si mi tutor decide que no le gusto mi tesis y me cancela a último momento? ¿y si me quedo en blanco cuando me hagan preguntas y hago el ridículo? ¿y si se me rompe un taco el día de la presentación? mi paranoia esta actuando en todo su esplendor como diría mi prima psicóloga. Es bueno cerrar etapas, me dijo una amiga y el que fuera tan difícil el pensar siquiera en cerrar esta me ha quitado el sueño los últimos días. En fin, estos tres años han estado llenos de sorpresas y dudo que el día de mi defensa sea la excepción. ¿Qué me esperará? ¿Un posible reprobado? Mi paranoia actúa de nuevo, no puedo evitarlo!! Perdón por tener tan botado este blog. Prometo que post defensa de tesis subiré todas aquellas entradas creadas en mi cabeza que el tiempo no me dejo plasmar en la red.

                                                                                                                              I.