jueves, 31 de diciembre de 2015

2015

Nunca he entendido por qué cuando vitrineo en Antofagasta me es mas fácil encontrar ropa que me guste y quede bien ¡No tiene lógica! Viviendo en Santiago me es mucho mas sencillo moverme de mall en mall para encontrar algo que me guste. Pero en Antofagasta, el pequeño "pueblo" donde nací y viví por 25 años todo resulta mas simple, incluso cuando las tiendas parecen mares llenos de ropa tirada debido al desorden provocado por las fiestas de fin de año. Por supuesto que me gusta Santiago y obviamente he gastado mi "sueldo" de estudiante de Doctorado en una que otra prenda.

Cuando tuve que escoger tema de tesis para la licenciatura el 2011, tenía 3 profesores en la mira. Mi primera opción nunca fue la Información y Optica Cuántica pero la física de partículas había roto conmigo antes de empezar relación alguna. Por eso opte por la segunda opción. Estuvo bien por un tiempo y llegue a quererla, a proyectarme con ella, pero luego empecé a dudar cuando viejos amores se acercaban a mi nuevamente. Esa duda me complicó. Llevaba ya 4 años estudiando temas específicos relacionados con esa área y cambiarme parecería una locura. Por esos esas ideas las escondía en el fondo de mis pensamientos, lo que sólo generó que mis dudas aumentaran, al punto de pensar en olvidarme de continuar con estudios de Doctorado.

Este año una nueva universidad me abrió sus puertas y, olvidando el plan que había ideado al salir del colegio, que era hacer un doctorado fuera de Chile, me quede en mi país, en el lugar que había planeado mis estudios de pregrado pero donde nunca postulé por cosas que no escribiré por ahora (supongo que nadie quiere leer una extensa entrada un día como hoy). Bueno, mi ingreso a esta universidad resultó perfecto. Me encontré tan a gusto como cenicienta al probarse el zapato de cristal que había perdido. Además cursé una nueva materia: Relatividad General y me enamoré de ella. Con eso, las dudas que tenía con respecto a cambiarme de área dejaron de ser dudas y me aventuré a cometer tal locura que me alejaba de la tan preciada zona de comodidad.

Pareciera que nada de lo que escribí anteriormente tuviera conexión. Incluso para mi, ahora que termino de redactar esto me parece confuso pero les prometo que todo esta ligado. Así, igual de sencillo que me resulta ir a recorrer las calles de Antofagasta y encontrar ropa, accesorios o lo que se me ocurra para comprar, pienso que debiera ser mi tema de investigación. Es por eso, que finalizando el semestre, decidí que debía dejar de intentar enamorarme de la Optica Cuántica y mejor gastar mi tiempo conociendo un área de la que si estaba enamorada.  Y no sólo con lo que respecta a la Física.

No hice una revisión de lo ocurrido el 2015 para el día de hoy, sin embargo admito que fue un hermoso y gran año. Me di cuenta de algo que me gusta mucho hacer y que va ligado con el arte y la ciencia (oh, no puedo contarlo ahora, sorpresa para el 2016!), me reencontré con mi mejor amigo en la misma ciudad (aunque fuera sólo por unos meses), encontré nuevos amiguitos y guapuras, y finalmente rompí mi relación con mi tesis de magister (casi un año tramitando el divorcio!).

Para el 2016 espero poder encontrar mi "Antofagasta de la Física" para así poder vitrinear ideas a investigar y dibujos que crear, tranquila (también espero poder aprobar el examen de calificación! que los santos de la ciencia me acompañen u.u). Feliz año nuevo para todos aquellos que leen este blog sin importar cuan rosado sea.


                                                                                                                                 I.





No hay comentarios:

Publicar un comentario