martes, 10 de mayo de 2016

[ ∑ 𝔽 = 0 ]

No se si alguna vez me llegue a gustar la lluvia. No tengo alguna vivencia que me haga recordar con alegría esos momentos en que el cielo se torna gris y el ambiente se humedece, pero sería demasiado cómodo pensar en que siempre será así. Los gustos van cambiando, la vida va cambiando y en estos 28 años he aprendido que ni yo me conozco bien. El día de hoy amo la coliflor siendo que antes no podía ni sentir su olor, ¿será para siempre así desde ahora? Quizás no.

En física los problemas más bonitos y aveces "sencillos" son aquellos en donde todo está en equilibrio. Cuando la suma de todas las fuerzas es igual a cero, ocurren situaciones ideales aveces para la vida diaria, como que mi celular ahora pueda reposar cómodamente sobre la mesa o que pueda pararme en punta de pie sin caer al bailar. ¡Pues claro que las cosas sobre tu escritorio que están quietesitas o en reposo se encuentran en equilibrio! ¿Te imaginas que la suma de las fuerzas que las afectan no fueran igual a cero? Tendrías tus llaves moviéndose de un lado a otro! (cosa que sospecho aveces que ocurre cuando no puedo encontrarlas en casa antes de salir...)



Te preguntarás quizás que fuerzas actúan sobre tus libros que están ahí quietos sin hacer mas nada. Estamos acostumbrados a pensar en el concepto de fuerza cuando hacemos un "esfuerzo" bastante notorio, como cargar las bolsas de supermercado, empujar a alguien en un columpio, o por ejemplo al ir a levantar pesas al mismo gimnasio. Recordemos también que existe una fuerza que esta interactuando con nosotros en cada momento: cuando dormimos, comemos, vemos televisión... ¿adivinas cuál es? Claro, la fuerza de gravedad, ese fenómeno que nos mantiene "pegados a la Tierra"(no me parece adecuado llamarla fuerza, pero por ahora nos limitaremos a llamarla como en el colegio a muchos nos enseñaron). Entonces volviendo a lo nuestro, vemos que no solo nosotros, sino que también  libros, celular u otros objetos descansando sobre una superficie son afectados por ella. Entonces si son afectados por esta fuerza de gravedad ¿por qué no siguen hundiéndose más y más por el suelo hasta atravesarlo? Eso es debido a que se encuentran en equilibrio, ya que hay una fuerza que los cuerpos ejercen como reacción de su contacto con la superficie, llamada "fuerza Normal". De lo contrario, no podríamos estar de pie tan tranquilamente. Al no haber superficie los cuerpos no ejercen esta fuerza contra ella para que contrarreste la fuerza provocada por nuestro peso ([ Peso=W= m * g], con "g" la aceleración de gravedad) y es por eso es que al dejar "algo" suspendido en el aire, se va en caída libre. Entonces la condición de equilibrio permite que todo objeto se encuentre tranquilo sin ser alterado, ya que todas las fuerzas suman cero, "[ ∑ F = 0 ]".

El otro día quería hacer a una persona una pregunta importante. Aja! una de esas preguntas que te da un nudo en el estomago con tan sólo pensarla y que hace que te pongas roja y no puedas articular palabra alguna. Estuve varios días con la pregunta ahí, sin poder hacerla ya que la situación era tan cómoda, estaba todo tan en equilibrio que me daba miedo romper la alegría y el día a día preguntando algo que alterara mi mundo. Pero por mas cómoda que fuerza la situación, eso no me hacía feliz. Y entonces pensé en la condición de equilibrio (Rayos, ¿Podré alguna vez dejar de comparar el día a día con las leyes físicas?) Sabía que tenía que sacarme ese nudo del estomago. La vida no siempre esta en equilibrio, la verdad es que aveces puede ser un verdadero caos. Y por mas que nos guste la comodidad y el perpetuar todo eso no ocurre. El mismo Einstein se vio defraudado cuando intentando hacer que nuestro universo estuviera totalmente en equilibrio (fuera estático y eterno) insertó un término de la nada en su ecuación adorada y ¡paf! le salió el tiro por la culata, ya que el universo no se encuentra estático, mas bien se va expandiendo. Por lo mismo me vi "obligada" a formular la pregunta a esa persona. Adivinarán quien es esa persona: yo misma (sí, me encanta hablar conmigo como ora persona. Supongo que después de ver que en tantas películas la gente a uno le entra la curiosidad y hace lo mismo). Bueno, desde ese día mi vida como la había planeado para este segundo semestre cambio bastante. Bastante más de lo que cualquiera que me conoce hubiera pensado.

El equilibrio puede ser una actitud placentera por un tiempo. Me gusta tener todo ordenado y pensar que las cosas fluyen cuando en verdad las tengo tan controladas que las fuerzas externas no entran a alterarme. Pero hay pequeñas cosas que alteran la vida sin querer y por eso la suma de todo lo que me gustaría mantener en equilibrio normalmente es diferente a cero. Sin embargo esta bien ese mundo caótico, sin él seguiría odiando a la coliflor y diría "nunca me gustará la lluvia" en lugar de "no creo que...". De todos modos hay cosas que nos gusta que se mantengan tal cual, pegadas al suelo o a la mesa del comedor (que nadie cancele mi programa favorito de la noche un Domingo por favor!) ¿te imaginas lo difícil que sería alcanzar tu cama que vuela de un lado a otro si las fuerzas que la rodean so estuvieran en equilibrio? Nos leemos mas adelante...


                                                                                                                 Iv.

No hay comentarios:

Publicar un comentario