martes, 9 de mayo de 2017

Puro Chile, no me estas educando.

Después de pasar casi dos años viviendo en Santiago de Chile, este Verano fue la primera vez que visite la Biblioteca Nacional. En parte porque en un principio vivía lejos y luego no tenía suficiente tiempo, postergué mi recorrido cultural por Santiago. Había visto fotos que tomó una amiga en la biblioteca nacional y mientras en Verano preparaba mi examen de calificación, pensé que era buen momento para buscar nuevos lugares para estudiar y así ganar motivación. ¡Qué puedo decir de esta Biblioteca! Es un lugar muy lindo y antiguo y a pesar de que a las persona chiquitas como yo (quienes medimos un poquito más que el metro y medio) les resulta imposible alcanzar la mesa y apoyar la espalda en el respaldo de la silla, el sitio es bastante agradable. Sin embargo como la vida no siempre es color rosa, incluso en una biblioteca tan linda como esta puedes salir con el corazón roto.



Como buen ratón de bibliotecas fui a la sección donde se encuentran libros para llevar al hogar. Como buena estudiante nerd de Física mire obviamente la sección de ciencia. Pues adivinen que encontré: libros mal clasificados tanto en la sección de Física como en Investigación científica (si quieres ver las fotos que tomé ve hasta el final). Y no me refiero a que por error pusieron un libro de Química orgánica junto a los típicos libros de Mecánica para principiantes. Ahí, junto al Cosmos de Carl Sagan se encontraba un libro titulado "Las puertas a tu realidad personal: ADN Espiritual, Matemática Maya, Tzolkin". Y para qué referirme a la sección de Investigación Científica donde hermosos títulos tales como "En busca de nuestros antepasados Cósmicos" y "EL poder de las Pirámides" entre otros, la adornaban.
Ya sé que la internet esta plagada de temas como estos y que incluso en revistas en los tiendas podemos encontrar estos reportajes de pseudociencia. Pero vamos, para mi la biblioteca siempre ha sido un lugar serio, mas aún la biblioteca nacional donde muchas personas como yo expresamos nuestro amor a los libros impresos y acudimos ahí en busca de información. Uno espera que en lugares como este no den cabida a este tipo de mentiras o que al menos que estén bien clasificadas: en la sección de esoterismo o de charlatanería, un lugar más adecuado para ellas.

Me preocupe al respecto de esto ya que cualquier persona mayor de 18 años puede ir a ver tales libros mal clasificados y llevar a su casa, creyendo que la fuente de información es confiable. Pregunté entonces sobre si se podía hacer alguna sugerencia en la clasificación de los libros pero la respuesta fue que una persona "adecuada", quien leía cada libro con mucho cuidado, catalogaba donde mejor le pareciera. Y que esta persona debió pensar que tal libro era más adecuado en la sección de Física que en otro lugar. Pues bien, yo no leí más que el título del libro pero basto con eso para darme cuenta que de Física nada tenía. He ahí un gran error de la biblioteca o la (el) catalogadora (or): no se puede llegar y poner un libro en una sección según mi preferencia, uno debe de ser imparcial y riguroso ante esto.

La situación en Chile y en otros países es bastante preocupante. Hace unas semanas vimos como un tal "Doctor Soto" en el matinal de canal 13 hablaba sobre cómo el odio podía producir Cancer sin ningún fundamento científico que lo respaldara. Los científicos manifestaron su descontento e intentaron en diversos medios desmitificar a tal Doctor, pero como aquel personaje es popular, al matinal no le importó y siguió transmitiendo las ideas fantásticas de aquel "Doctor". Ideas que debieran estar mejor en un libro de fantasía en lugar de aparecer en la sección de salud y bienestar del programa.

Dado que en Chile somos un país sísmico, bastantes personajes aparecen en los medios afirmando que ellos son capaces de predecir terremotos con días de anticipación, nuevamente sin ninguna evidencia científica que los respalde más que el hecho de ciertos aciertos que han tenido. Tales aciertos funcionan de la misma manera que el sorteo del Kino (es decir de forma aleatoria o "random") y siempre cuentan sus aciertos y no sus NO aciertos. Nuevamente personajes de la farándula Chilena en una ocasión defendieron a tales charlatanes, acusando a los científicos que intentaban explicar el por qué predecir un terremoto no es posible, de que sus intenciones al desmentir a estos personajes se debían al dinero, y que para los científicos era mucho mas rentable que las personas no supiera que los terremotos eran capaces de predecirse. Incluso ahora cuando escribo sobre esto la idea parece absurda.

Quitar esta mal información de las personas es aveces bastante difícil más cuando los medios de comunicación se encargan de difundir masivamente aquello que no tiene prueba científica ni ningún estudio riguroso de respaldo. Y a pesar de que el tema de los matinales respaldando a tales charlatanes es terrorífico, me resulta aún más terrible que en lugares como la Biblioteca Nacional no se cuente con la rigurosidad y seriedad que se le debe prestar a la ciencia. Para ser personas educadas, para tener un buen juicio y evitar caer en engaños debemos contar no sólo con el acceso a la información, sino con que también se nos entregue de manera correcta. El estado debiera preocuparse por el pueblo, debiera preocuparse de que las personas que lo componen se mantengan bien informadas, ¿por qué entonces la mala clasificación de los textos? ¿por qué no se hace nada al respecto ante tanto charlatán apareciendo en los medios de publicidad masiva? 

Yo se que aveces las ideas mágicas y surrealistas pueden parecer mas atractivas que el mundo real. Quizás se debe a que al explicar el por qué una manzana cae de un árbol, la respuesta de que se deba a la magia es mucho mas tangible y excitante que una formula que un antiguo físico descubrió con el fin de entender el mundo. Creanme, yo alucinaba con Sailor Moon cuando era chiquita y siempre he sido fan de Harry Potter, pero en el mundo de la ciencia, en nuestro mundo las cosas no funcionan como por "arte de magia". El mundo esta aquí, mostrándose a nosotros y las explicaciones muchas veces no son más complicadas que un par de divisiones o multiplicaciones. Para quienes me estén leyendo, los invito a que le den una oportunidad a tales fórmulas que parecen tan aburridas porque creanme, aveces somos los científicos los aburridos pero la física puede ser mucho mas excitante que un conejo sacado de un sombrero en un truco de magia. 

                                                                                                                                     Iv.